Dioses del Olimpo: los 12 principales dioses de la mitología griega

 Dioses del Olimpo: los 12 principales dioses de la mitología griega

Tony Hayes

En la mitología griega, los dioses olímpicos eran las principales deidades del panteón griego (o dodecateón) que residían en la cima del monte Olimpo. Así, Zeus, Hera, Poseidón, Ares, Hermes, Hefesto, Afrodita, Atenea, Apolo y Artemisa son siempre considerados olímpicos. Hestia, Deméter, Dioniso y Hades son los dioses variables entre los Doce.

Conozcamos más sobre la historia de cada uno de ellos en este artículo.

Los 12 dioses del Olimpo

Los olímpicos obtuvieron su supremacía en el mundo de los dioses después de que Zeus condujera a sus hermanos a la victoria en la guerra contra los Titanes; Zeus, Hera, Poseidón, Deméter, Hestia y Hades eran hermanos; todos los demás dioses olímpicos (a excepción de Afrodita) se consideran generalmente hijos de Zeus de diversas madres. Además, también es posible que Hefesto naciera sólo de Hera como venganza por elnacimiento de Atenea.

Zeus, dios de todos los dioses

Zeus, hijo de Cronos y Rea, estaba a la cabeza del panteón. Era el dios griego de los dioses. Famoso por lanzar rayos cuando se enfadaba, era el dios del cielo y del trueno.

Reconocido en la mitología griega por sus numerosas aventuras eróticas, fue el padre de tres héroes mitológicos. Totalmente amoral, Zeus tuvo varias esposas, conquistas e hijos.

Poseidón, dios de los mares

Los hermanos de Zeus eran Poseidón y Hades, que se repartieron el mundo por sorteo: Zeus se quedó con el cielo, Poseidón con los mares y Hades (como perdedor) con el inframundo.

Poseidón se estableció una vasta finca bajo los mares. Hades, que rara vez salía del subsuelo, construyó un palacio en las profundidades de la tierra.

Dedicado a los delfines mulares y famoso por provocar terremotos, Poseidón gobernaba los mares y los ríos. Para impresionar a Deméter, creó el caballo marino y mantuvo grandes establos para sus sementales en su finca submarina.

Al igual que Zeus, tuvo numerosas aventuras con diosas, ninfas y mujeres mortales.

Hera, diosa de las mujeres

Hera (o Juno en romano) es la esposa de Zeus y reina de los antiguos dioses griegos. Representaba a la mujer ideal, era la diosa del matrimonio y la familia, y protectora de las mujeres en el parto.

Aunque siempre fiel, Hera era más famosa por su naturaleza celosa y vengativa, dirigida principalmente contra las amantes de su marido y sus hijos ilegítimos.

Afrodita, diosa del amor

Afrodita era la antigua diosa griega del amor, la belleza, el deseo y todos los aspectos de la sexualidad. Podía atraer a dioses y hombres a aventuras ilícitas con su belleza y susurrar dulces palabras.

Estuvo casada con el olímpico Hefesto, pero le fue infiel y mantuvo una larga relación con Ares, con quien tuvo dos hijos.

5. apolo, dios de la música

Apolo era un gran dios griego asociado con el arco, la música y la adivinación. Símbolo de la juventud y la belleza, fuente de vida y curación, patrón de las artes y tan brillante y poderoso como el propio sol, Apolo era posiblemente el más amado de todos los dioses. Se le rendía culto en Delfos y Delos, uno de los santuarios religiosos griegos más famosos.

Artemisa, diosa de la caza

Hija de Zeus y hermana de Apolo, Artemisa era la diosa griega de la caza, la naturaleza y la castidad, patrona de niñas y mujeres jóvenes y protectora durante el parto.

Era muy venerada, pero su lugar de culto más famoso fue el Templo de Artemisa en Éfeso, una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo.

Deméter, diosa de la cosecha

Deméter era una diosa de la tierra, célebre por proporcionar grano a los mortales, según la mitología griega. Cuando Hades robó a su hija Perséfone, el dolor de Deméter trajo la ruina a todos los cultivos de la tierra.

Después de que los humanos se enfrentaran al hambre (y presumiblemente ya no pudieran servir a los dioses), Zeus pidió a Hécate y Hermes que viajaran al inframundo para persuadir a Hades de que liberara a Perséfone.

En conmemoración, Deméter creó los Misterios de Elêusis en Elêusis, la pequeña ciudad donde Perséfone emergió de las tinieblas del Hades.

8. hefesto, dios del fuego y la metalurgia

Antiguo dios griego del fuego, la metalurgia y la artesanía, Hefesto era el brillante herrero de los dioses olímpicos, para quienes construía magníficas casas, armaduras e ingeniosos artefactos.

Hefesto tenía su taller bajo los volcanes -el monte Etna, en Sicilia, era uno de sus lugares favoritos- y era, con su pie cojo, el único dios imperfecto. Para los romanos, era conocido como Vulcano o Volcanus.

9. hermes, dios del comercio

Hermes era el antiguo dios griego del comercio, la riqueza, la suerte, la fertilidad, la agricultura, el sueño, el lenguaje, los ladrones y los viajes. Uno de los dioses olímpicos más inteligentes y traviesos, era el patrón de los pastores, inventó la lira y era, sobre todo, el heraldo y mensajero del Olimpo.

Además, llegó a simbolizar el cruce de fronteras en su papel de guía entre los dos reinos de los dioses y la humanidad. Los romanos le llamaban Mercurio.

Ares, dios de la guerra

Ares era el dios griego de la guerra y quizá el más impopular de todos los dioses del Olimpo debido a su temperamento explosivo, su agresividad y su insaciable sed de conflicto.

Sedujo a Afrodita, luchó sin éxito con Hércules y enfureció a Poseidón matando a su hijo Halirrhothios. Uno de los dioses olímpicos más humanos, fue un tema popular en el arte griego y aún más en la época romana, cuando adoptó un aspecto mucho más serio como Marte, el dios romano de la guerra.

Atenea, diosa de la sabiduría

La diosa Atenea era la protectora de Atenas, ciudad a la que debe su nombre. Al nacer, salió (completamente armada) de la cabeza de Zeus.

El opuesto de Ares, era conocida por su sabiduría y su enfoque intelectual de la guerra. Aparecía con su búho en la tetradracma ateniense, la moneda de plata conocida por todos como el "Búho".

Dioniso, dios del vino y la danza

Por último, Dioniso era el forastero. Nunca fue popular entre las demás deidades, pero hizo muchos regalos al pueblo griego. Uno de los más importantes fue el vino, del que se le atribuyó la invención. También fue el creador del teatro, por lo que todas las tragedias de la Grecia antigua estaban dedicadas a él.

Dionisio creó las Danzas Báquicas, fiestas nocturnas en el campo en las que todas las mujeres bailaban hasta el amanecer, embriagadas de vino, música y pasión.

¿Te ha gustado saber más sobre cada uno de los dioses del Olimpo? Echa un vistazo también a: Monte Olimpo, ¿qué es? 12 dioses que frecuentaban el palacio

Tony Hayes

Tony Hayes es un renombrado autor, investigador y explorador que ha pasado su vida descubriendo los secretos del mundo. Nacido y criado en Londres, Tony siempre ha estado fascinado por lo desconocido y misterioso, lo que lo llevó en un viaje de descubrimiento a algunos de los lugares más remotos y enigmáticos del planeta.A lo largo de su vida, Tony ha escrito varios libros y artículos superventas sobre temas de historia, mitología, espiritualidad y civilizaciones antiguas, basándose en sus extensos viajes e investigaciones para ofrecer una visión única de los secretos más importantes del mundo. También es un orador solicitado y ha aparecido en numerosos programas de radio y televisión para compartir su conocimiento y experiencia.A pesar de todos sus logros, Tony se mantiene humilde y con los pies en la tierra, siempre ansioso por aprender más sobre el mundo y sus misterios. Continúa su trabajo hoy, compartiendo sus ideas y descubrimientos con el mundo a través de su blog, Secrets of the World, e inspirando a otros a explorar lo desconocido y abrazar la maravilla de nuestro planeta.